Ignacio Gutiérrez de Terán: “Siria, la potencia de Oriente Medio”

Entrevista


Entre interrupciones telefónicas, Ignacio Gutiérrez de Terán mostró su preocupación por la desenfrenada guerra siria. Se trata de un reconocido profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente su línea de investigación se centra en: las transiciones democráticas en el mundo árabe e islámico, la historia contemporánea de Somalia y la didáctica de la lengua árabe en la universidad y la literatura erótica árabe clásica.

A diferencia de otros países árabes como: Libia, Túnez o Egipto, el pueblo sirio no ha podido derrocar a Al Assad ¿cuál cree que podría ser el motivo?

En primer lugar, porque las primeras movilizaciones en el país empiezan en 2011, vemos ya que han caído dos presidentes y otro, como era el caso del presidente de Yemen estaba en camino de caer. Entonces nos encontramos ya con el que el régimen sirio al ver esto toma una serie de medidas de represión, es así como se impidieron que las protestas avanzaran con rapidez. Esto se debe unir con la respuesta militarizada desde el primer momento, lo que ocasiona una especie de guerra desde los inicios (cosa que no ocurrió ni en Túnez, ni en Egipto en donde la intervención del ejército fue mucho menos evidente). Otra cosa es que se une una serie de respaldos tradicionales, sobre todo de Irán, que consideran que la caída del régimen de Al Assad sería muy perjudicial para los intereses de la zona, y esto provoca una intervención decidida de Siria en defensa del régimen, intervención que se sustenta también con el apoyo diplomático de Rusia y de China. A todo esto, se debe unir como último factor la presencia de un conflicto confesional y religioso que hace que muchas de las comunidades minoritarias sospechen que el levantamiento popular favorecerá a unas comunidades, pero no a todas. Esto hace que algunos representantes de estas comunidades no se sumen a las revueltas.

¿Por qué piensa que sigue existiendo el mal llamado Estado Islámico? ¿Cree que su presencia tiene algo que ver con los intereses de alguna de las potencias?

En realidad no sería tan difícil acabar con él. Primero, se podría estrangular su capacidad de financiación, también la capacidad mediática de la que dispone y sobre todo el efecto que proviene de algunas sociedades muy nacionalistas y tradicionalistas que tienen pensamientos extremistas. El problema está en que las potencias nacionales e internacionales no intervienen en el conflicto contra el mal llamado Estado Islámico, puesto que en algún sentido dependiendo de quien se trate, éste favorece a una estrategia u otra. Es el problema que tenemos ahora mismo, en donde todos dicen combatir al Estado Islámico, aunque vemos que las acciones militares son muy poco efectivas porque no saben bien a quien están atacando y porque muchas veces se entretienen en atacar a los grupos rivales de sus aliados, por ejemplo los rusos con la coalición de oposición al régimen moderada, que está sufriendo más que el propio Estado Islámico. El interés para todos no es el EI, sino mantener y favorecer unos intereses que con la presencia de EI se mantiene la intervención de la potencia en el país, es por ejemplo el caso de EEUU y de Rusia. Estas potencias sienten que el EI no les supone una amenaza directa para sus estrategias en la zona.

Por lo que dice, mucho tienen que ver las grandes potencias ¿Pero, realmente qué es lo que hace que Rusia y China mantengan su apoyo al régimen)?

Es una región geoestratégica, es la región más importante en el Oriente Medio. Siria es la región fundamental en esta zona. También existen intereses económicos. En el caso de China se trata de seguir manteniendo una política de acercamiento con esos regímenes porque considera que Estados Unidos está haciendo una labor de zapa en el mercado new yorkino, sobre todo en el sector de Asia Central. Por parte de Rusia, Siria es su única salida al Mar Mediterráneo, lo que le interesa si quiere seguir siendo una potencia mundial con cierto peso. Hay que tener también en cuenta el factor de Israel que con la situación que se está viviendo ahora mismo con Palestina ocupada, como Israel no tiene la intención de que El Daesh se quede, pero mucho menos de que el régimen del Al Assad se vaya. Con esto sabemos que hay una especie de apoyo de algunos países por los materiales y una falta de interés por los enemigos porque no ven en que sentido les puede beneficiar la salida de Al Assad del régimen.

¿Qué ha permitido el mantenimiento de Al Assad en el poder?

Creo que se trata de un régimen dictatorial y criminal, que por una serie de circunstancias externas e internas adquieren el poder. Entre las cuestiones externas que han mantenido a este régimen en el poder está el levantamiento popular, así que recordemos que buena parte de la población se sumó a él. También buena parte del régimen sirio que lleva articulando una polémica de represión contra la población ha conseguido mantenerse en el poder jugando con las contradicciones propias de la política en Oriente Medio, y las luchas entre potencias  como EEUU, Arabia Saudí e Israel por un lado, y Rusia por otro, este juego le ha permitido Al Assad seguir en el poder. En realidad hubiese sido muy deseable que la revolución siria hubiese triunfado, que se hubiese aceptado llevar a cabo un proceso democrático. Seguramente con una temprana intervención internacional se habría producido la caída del régimen, se hubiese encontrado así con un escenario como el que tenemos en Libia. Se hubiese podido llegar a un acuerdo entre los dos elementos principales, Rusia y EEUU.

¿A qué se debe la tardía reacción de la Unión Europea?

Desde hace 4 años hay países como Turquía, Jordania o Líbano que han adoptado a refugiados sirios. En primer lugar, la UE pensaba que esto no llegaría aquí y ahora hemos visto como efectivamente esto ha explotado. En segundo lugar, y lo que es más preocupante, es que la UE no tiene un criterio fijo en materia de política exterior. Esto ocurrió por una falta de perspectiva, pero también por una falta de preocupación de cuales son los conflictos de Oriente Medio.

En su opinión, ¿Cuál cree que debería ser la solución más adecuada a la guerra siria?

Aunque parezca algo imposible, la solución está en un acuerdo libre y real entre Rusia y EEUU en el que participen también los posibles aliados, en donde se preocupen por la población siria y de esta manera, se logre promover la salida del régimen. Es una cuestión fácil de decir, pero tampoco imposible de hacer, ya que ambas potencias ejercen presión sobre muchas partes y podrían llegar a algún tipo de acuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s